Sundari y la Escuela Esencialista

"El único verdadero cambio que el mundo reclama, es el esfuerzo de cada uno para la felicitad de todos."

¿Quien es Sundari? p 2

Una vida consagrada a la humanidad

 Sundari cuyo nombre de escritora significa en sanscrito “belleza del amor universal” ha sidoen efecto un testimonio del amor altruista vivido. A través de su ejemplo, sus obras, sus conferencias y sus entrevistas en el mundo entero, ella ha hecho pasar una corriente de autenticidad, de amor incondicional y de vida.

Sus cerca de 20 obras (algunas traducidas al alemán, inglés, árabe, armenio, español, italiano, japonés, polaco, portugués y ruso) abren las ventanas, los corazones y las conciencias y llevan a los hombres a reflexionar.

 

 « Numerosos libros de alta espiritualidad. »

 Ilmo Jean Vernette – doctor en teología Montauban

 

La búsqueda de la perfección

 Sundari tiene hambre y sed de Verdad y de Perfección. Desde su tierna infancia sufre por la miseria humana. Siente en el fondo de su corazón que elladebe dar a la humanidad, con su amor, su tiempo y su vida entera. A través de sus experiencias de vida entiende que se atrae siempre a si mismo lo que corresponde a su estado interior y que existe une ley, la Ley de Equivalencias, por la cual se cosecha lo que se ha sembrado. Su vida espiritual se desarrolla de una manera extraordinaria y tan visible a los ojos de los que la rodean, que sus allegados y sus amigos piensan que va entrar en un convento, lo que la divierte mucho pues no tenía ningún gusto por las “religiones inventadas y dirigidas por los hombres”. Quiere algo verdadero, vivido, algo auténtico en cada momento, en el don total de ella misma, más allá de todas lasconstrucciones humanas.

 

« En el deseo sincero de apresurar mi evolución a fin de poder ayudar a mis semejantes, he buscado la Verdad. La he encontrado en mi misma, a trocitos, en la medida de mis esfuerzos y de mis luchas cotidianas. Está en ustedes también y mi único objetivo es ayudarlos a descubrirla y a vivirla. »

 « Durante años me entregué a lo que consideraba como esencial: la purificación de mi ser en todos los terrenospor una reforma personal sin tregua. Mi única preocupación era ya no ser un obstáculo para la invasión y la libre circulación del espíritu, de la vida y del amor universales. »

 «Sólo la reforma individual puede asegurar la reforma colectiva. El mal está en el hombre. Es en este combate contra el mal en el hombre y por lo tanto en el mundo, que procuro entrenar a los que comparten mi ideal de vida.»

 

 Una ética de vida

 « Para mí, la verdadera vida empieza a dentro de sí, entre el sí y lo universal. Es preciso no sentirse separado de los otros. Y el amor que he cultivado siempre era esta propensión a hacer la unidad con el universo, con todos los seres del mundo y amarlos tal como son, sean lo que sean, afín de que esta unidad no sea mental. Que sea una realidad de todos los instantes.»

 « ¡No basta que sea feliz yo, si es que los otros lo sean! »

 « Estoy aquí para tratar de hacer madurar el corazón y el espíritu de mis semejantes, de ayudarlos a dirigirlos hacia el Creador, a contar con Él, a contar con Su Fuerza y Su Amor. »


 

 

 

Copyright © 2015. All Rights Reserved.